Facebook Twitter Google +1     Admin

Aquel febrero hace 119 años

20140224185944-foto-1-carga-al-machete-alternativa.jpg

En 1895 en los campos, bateyes y pueblos de Cuba volvieron a sentirse los aceros del machete; poco después la tea incendiaria se enseñoreó como arma estratégica de la Guerra Necesaria preparada desde años antes por José Martí y otros patriotas, muchos de ellos veteranos de las jornadas primadas que comenzaron en 1868, y que durante diez años gritaron al mundo que Cuba ya existía como Nación beligerante contra el dominio colonial.Aquel 24 de febrero patriotas de la talla de Antonio Maceo, Máximo Gómez, Mayía Rodríguez, Calixto García, Juan Gualberto Gómez,  Julio Sanguily y López Coloma, entre muchos hermanos nuestros, emprendieron bajo la dirección del Partido Revolucionario Cubano fundado por Martí la nueva etapa de la gesta libertadora. Preparar la Guerra del 95 fue difícil, incluso desde el exilio, donde el Héroe Nacional de Cuba padeció la vigilancia de la inteligencia española apoyada por la de Estados Unidos. Fueron años de intenso quehacer, extenuantes jornadas para persuadir y limar asperezas y desacuerdos entre los hacedores de la guerra anterior que habían dado lugar a su transitorio fracaso; soldados ellos necesarios también para la nueva contienda libertadora. Tiempo de duros reveses, como el abortado Plan de la Fernandina en diciembre de 1894 cuando el espionaje español detectó por una delación las naves Amadis,  Lagonda y Baracoa, casi listas para zarpar hacia la Patria, con pertrechos para iniciar el combate. Fueron momentos amargos para los patriotas ver confiscadas las naves y el material de guerra que con tanto sacrificio fue adquirido gracias al esfuerzo de los tabaqueros cubanos residentes en Tampa.La constancia y determinación de los cubanos por alcanzar la Independencia, a pesar de ello, no cedió. Así nació el “Grito de Baire” el 24 de febrero de 1895, nombre con el cual se conoce el inicio del alzamiento, por el rinconcito del municipio de Jiguaní donde las huestes patrióticas proclamaron el comienzo de las hostilidades. Al mismo tiempo más de 30 localidades del Oriente cubano se incorporaban a la lucha. Un mes y un día después apareció el Manifiesto de Montecristi (Santo Domingo, 25 de marzo de 1895), documento firmado por Martí y Gómez que en una de sus partes expresa: “La guerra no es la tentativa caprichosa de una independencia más temible que útil… sino el producto disciplinado de la reunión de hombres enteros que en el reposo de la experiencia se han decidido a encarar otra vez los peligros que conocen, y de la congregación cordial de los cubanos de más diverso origen, convencidos de que en la conquista de la libertad se adquieren mejor que en el abyecto abatimiento las virtudes necesarias para mantenerla.”Cuba entró a la Guerra Necesaria con la experiencia de todo su pensamiento y acción en pro de la Independencia, y más: con una visión emancipadora fundamentada en un sentimiento revolucionario, republicano y democrático. En la Guerra del 95 se sintetizó también la experiencia de las hermanas tierras de Nuestra América en sus luchas por el mismo ideal.A un año exacto de celebrar el aniversario 120 del Grito de Baire nos convocan el respeto hacia aquellos y aquellas que guiados por el Apóstol de la Independencia de Cuba lo dieron todo – incluso a sí mismos – en aras de Cuba y de su razón de ser como Nación libre, soberana  e independiente; de quienes sacrificaron a los pies del sublime ideal sus sueños y proyectos personales, convencidos de que al decir de Martí “la Patria es Ara, y no pedestal”. Razón que hizo posible que hoy proclamemos con orgullo nuestra irrenunciable condición de cubanos en una Patria Libre Con Todos y Para el Bien de Todos.

Lunes, 24 de Febrero de 2014 12:56. Autor: Alfonso Cadalzo Ruiz #. Actualidad

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris