Facebook Twitter Google +1     Admin

CARICOM-Cuba: Una realidad con luz larga

20141208173706-logotipo-caricom-cuba.jpgEn estos momentos La Habana es sede de la V Cumbre de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y Cuba. Se trata de un acontecimiento trascendental para todas las naciones del Caribe y nuestro país. Esta asociación en pro de la integración económica regional se fundó en 1973, su sigla en inglés con Caribbean Community, y entre sus objetivos cuentan: la integración económica, la cooperación y una equitativa distribución de los resultados de dicha integración. Incluye también la coordinación de la política exterior de los países miembros, de modo que las decisiones adoptadas por cada uno de ellos vayan en consonancia con los propósitos e intereses que dieron origen a la asociación. El CARICOM es una herramienta común para implementar políticas de desarrollo y complementariedad económica.

En reiteradas ocasiones nos referimos a la integración regional, y vemos como junto a la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), también existen organismos de cooperación regional, como UNASUR y el propio CARICOM. Es parte del sueño de Simón Bolívar de una América Latina y el Caribe unidos institucionalmente a partir de una unión histórica y natural imposible de obviar.

El sueño legítimo de los próceres del siglo XIX y por el cual ofrendaron sus vidas fue muchas veces conculcado por la presencia de potencias foráneas posteriores a la independencia – primero Gran Bretaña; después Estados Unidos – que con sus presencia económica, y muchas veces militar, mediatizaron la soberanía e impidieron la integración, en ocasiones levantando cortinas de humo para un logro aparente del propósito, y que en definitiva no fueron otra cosa que mecanismos e instituciones fraudulentas para el control regional por parte de los grandes intereses político-económicos foráneos.

En las circunstancias actuales de un mundo cada vez más globalizado, urge como nunca antes el aceleramiento del proceso integrador. En el necesario camino hacia una América Latina y el Caribe unidos, la existencia de asociaciones regionales como UNASUR, CARICOM y el ALBA-TCP, esta última como máxima expresión; así como la existencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, constituyen pasos decisivos hacia el noble propósito de unidad, cooperación, ayuda mutua y defensa de la soberanía de cada estado miembro.

En el caso particular del CARICOM, cito textualmente palabras del Presidente cubano Raúl Castro hoy lunes 8 de diciembre, al inaugurar la V Cumbre, donde expresa que “…Compartimos una historia común de colonialismo, esclavitud y luchas por la libertad, independencia y desarrollo, que es el crisol en el que se han fundido nuestras culturas. También enfrentamos retos comunes que solo podremos vencer con la más estrecha unidad y eficaz cooperación. “

Cuba, en particular, manifiesta una firme voluntad política de integración a esta importante asociación regional. Al respecto nuestro Presidente ha dicho, y cito textualmente: “Este es un buen momento para reiterar que, a pesar de las dificultades económicas y de los cambios que estamos haciendo para perfeccionar el modelo económico y social, mantendremos el compromiso de cooperar y compartir nuestros modestos logros con los hermanos del Caribe.” Cuba está junto al mundo, a su inseparable consanguinidad con América Latina y muy en particular con su esencia caribeña, y ello no es solo palabras; existe por parte de la mayor de las Antillas un compromiso que es realidad cotidiana en el ámbito concreto de la cooperación. Al respecto expresó el Presidente cubano “En la actualidad, tenemos mil 806 colaboradores en todos los países de CARICOM, de ellos mil 461 en el campo de la salud. Se han graduado 4 mil 991 jóvenes caribeños y actualmente mil 55 estudian en Cuba.” Cooperación no exenta de la lucha contra el cambio climático y los desastres naturales, motivos ambos de pérdidas humanas y económicas. Cuba apoya al Caribe con sus médicos, científicos y especialistas, poniendo a su alcance, desinteresadamente, todo su caudal de conocimientos y recursos.

El CARICOM tiene en Cuba un miembro cuya política de principios marcha plenamente acorde con el espíritu que inspiró el nacimiento de esta asociación. Sin la menor duda, partiendo del mutuo respeto a la diversidad de puntos de vista; encontrando aristas comunes a partir de las diferencias, la región cuenta con una herramienta eficaz para dejar atrás el subdesarrollo y emprender un camino de perspectivas que un día no lejano podrá encontrarse con otro basado en la unidad total de un subcontinente que desde el sur del río Bravo hasta Tierra del Fuego, incluyendo el Caribe, necesita de ella para el desarrollo sustentable, el mejoramiento social y la autodeterminación de los pueblos.
Lunes, 08 de Diciembre de 2014 11:37. Autor: Alfonso Cadalzo Ruiz #. Actualidad

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris