Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuestros Cinco Héroes: Todos libres y en casa

20141217192023-los-cinco.jpgA la inmensa mayoría de los cubanos y simpatizantes con Cuba, dentro y fuera de la Patria, se nos estremecieron de gozo nuestros corazones ante el anuncio de nuestro Presidente Raúl Castro, dando a conocer que los tres hermanos que todavía guardaban cautiverio en Estados Unidos ya están en la Patria. Felizmente ya están respirando nuestro propio oxígeno.

La liberación de Gerardo, Ramón y Tony es un acontecimiento que asume enorme significación. Es el fruto de quince años de esfuerzo por parte de la sociedad cubana y de instituciones y personalidades solidarias; es el resultado que demuestra cómo su encarcelamiento y condena fueron un hecho diametralmente injusto, al margen de la justicia en audiencias amañadas por los exiguos sectores reaccionarios anticubanos en el sur de la Florida.

El acontecimiento es una muestra de cómo la sensatez y el sentido común primaron por parte de la actual administración estadounidense, encabezada por Barack Obama. Es resultado de una continuada presión internacional a favor de cinco hombres, de entre los más dignos hijos de nuestra Patria, cuyo único “delito” fue evitar sabotajes en Cuba, evitar las pérdidas de vidas humanas e incluso salvaguardar las vidas de estadounidenses y personas de otras nacionalidades dentro y fuera de sus países de origen donde pudieron haber sido blancos del terrorismo que con odio grupúsculos miamenses todavía preconizan. Es justo mencionar la solidaridad latinoamericana, la colaboración del Papa Francisco y las facilidades brindadas por Canadá.

Este acontecimiento que hoy nos alegra y hace vibrar es también una lección para la historia. Tanto la liberación de nuestros hermanos, la decisión de restablecer relaciones diplomáticas con nuestro país; así como la soberana decisión de Cuba de excarcelar a dos exagentes de la CIA, uno de ellos por razones humanitarias y otros, demuestra cómo es posible un diálogo con Cuba en igualdad de condiciones respetando nuestra autodeterminación y soberanía. Ratifica la irrenunciable voluntad soberana del gobierno y pueblo cubanos y su disposición a abordar temas de mutuo interés para hallar la mejor forma de convivir respetando diferencias.

Recuerdo que hace muchos años Fidel expresó: Paz con Dignidad. Y así es, pues Cuba consecuente con sus principios y la mejor herencia de sus antepasados lo sostiene y mantiene.

Este 17 de diciembre de 2014 es un día importante para el mundo, es el punto de partida para un clima de buen entendimiento entre dos países cercanos geográficamente, que juntos pueden colaborar y cooperar tanto para beneficio de sus pueblos respectivos, como de toda la humanidad.
Miércoles, 17 de Diciembre de 2014 13:20. Autor: Alfonso Cadalzo Ruiz #. Actualidad

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Bibe Vázquez Robles

¡¡Al fin, al fin, gracias, Dios mío!!
¡Al fin el Presidente Obama abrió su mano y con ello pudo empujar la puerta por la que ha entrado a La Historia!
¡ Al fin el Presidente Raúl Castro reconoce que la decisión del Presidente de los EEUU merece el respeto y el reconocimiento del pueblo cubano!
¡Al fin ambos mandatarios se han vencidos ellos mismos para regocijo de todos los Seres de Buena Voluntad y amantes de La Paz!
Me atrevo a asegurar que en breve tiempo la tenacidad, conocimiento y anhelo de triunfar de ese, nuestro pueblo, lo llevará a una posición inimaginable para los que ahora habitan la isla y no sólo para ellos sino para el mundo entero. Entonces no será ¨el milagro alemán¨, será EL MILAGRO CUBANO.
Gracias, Francisco, una vez más su integridad ha jugado un papel preponderante al conseguir esta transición pacífica.
Dios bendiga a estos 3 seres.

Bibe Vázquez Robles, 610 SW 66 Ave., Miami, Fl 33144, Cel. 305-332-5999

Fecha: 18/12/2014 08:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.






Powered by Blogia

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris